Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

MONTSERRAT

La montaña de Montserrat es todo un símbolo de la cultura catalana. Entre sus peculiares formas se esconden leyendas y misterios que han perdurado por siglos, convirtiendo a la montaña en un lugar místico y de culto. En su falda se encuentra el monasterio que acoge a la "Moreneta" la virgen de Cataluña a la que rinden culto peregrinos llegados de todo el mundo. Su monasterio también es la residencia de los niños que forman parte de uno de los coros más antiguos de Europa y que a diario deleitan a los turistas con sus angelicales voces.

El ​Monasterio de Montserrat​ fue fundado en el año 1.025 en un lugar de magia tan especial que es casi imposible que no capte toda tu atención. Por un lado tenemos la edificación de estilo plateresco, repleta de interesantes esculturas, una gran plaza con vistas impresionantes y una excepcional nave basilical cargada de elementos decorativos y ornamentales, todo un deleite para los amantes de la arquitectura. Además, destaca su excepcional biblioteca, con más de 250.000 volúmenes.

Por otro lado, las características geomorfológicas de su seductor y abrupto entorno. Inverosímiles y caprichosas esculturas naturales son las que confeccionan este paisaje, causadas gracias a la erosión, los movimientos tectónicos y la multitud de sedimentos que fueron depositados a lo largo de los año, toda esta zona estaba ocupada por el delta de un río hace más de 50 millones de años.

El monasterio de Montserrat​ se ha convertido en todo un referente religioso que reúne todos los años a miles de peregrinos​. Y no es de extrañar, desde que se encontró en una pequeña cueva a ​la virgen negra​, conocida como “​La Moreneta”​, Montserrat siempre ha estado ligada a la espiritualidad.

Un lugar así no podía estar exento de leyendas y misterios. Por ejemplo, se dice, que fue tal la conmoción y sufrimiento que se originó tras la muerte de Jesús, que del subsuelo emergió esta gran montaña en señal de protesta, o quizás, de tristeza.

En la parte más alta de Montserrat, conocida como ​el Cavall Bernat​, se dice que a un leñador se le apareció el mismísimo mal. El diablo le prestó un fuerte caballo (llamado Bernat, efectivamente) con la finalidad de ayudar en las tareas del campo. A cambio, el diablo lo único que le pidió fue recibir un caballo con las mismas cualidades que Bernat al cabo de diez años.

Pasado ese tiempo, el diablo regresó para cobrar su deuda. La mujer del leñador se dio cuenta de la situación y rápidamente se puso a rezar a la Virgen pidiéndole ayuda. Parece que sus plegarias fueron escuchadas y una gran luz apareció provocando la huida del diablo, dejando tras de sí una gran piedra apuntando hacia el cielo.

LA MORENETA

La leyenda dice que La Moreneta fue encontrada en el siglo IX por unos pastores que llegaron a ella guiados por una gran luz. Cuentan que ​el obispo de Manresa, ​mandó que fuera transportada hacia ​su ciudad​, pero durante este transporte (y aquí viene la leyenda) ​la figura se hacía más pesada a medida que se alejaba de la cueva (parecía que quería quedarse y, finalmente, lo consiguió).

Se dice que fue ​San Lucas quien esculpió la talla de madera de la Virgen de Montserrat, ​a imagen de la madre de Jesús.​ San Pedro​ sería el encargado de traerla a Roma, pero en su traslado fue escondida en dicha cueva para evitar que los musulmanes la robaran.